La barrera hematoencefálica


Contenido de las noticias neuropáticas de Gaucher
Contenido de las noticias de Gaucher


El Dr. David Begley es el co-director del grupo de investigación de la barrera hematoencefálica en Kings College, Londres y ha investigado este tema desde 1980. Habló sobre la importancia de la barrera hematoencefálica en relación con la enfermedad neuronopática de Gaucher en la conferencia europea para las familias en noviembre del 2004.


El cerebro es un órgano muy especial. Es por supuesto el órgano que nos hacer ser como somos y es donde reside la persona y su personalidad.

Debido a que las neuronas en el cerebro se comunican entre ellas a través de mensajes químicos, el cerebro necesita un fondo muy estable contra lo que estos mensajes químicos pueden ser enviados de nervio a nervio. La composición del fluido en el cerebro debe de mantenerse constante para que las neuronas puedan mantener un apoyo potencial controlado eléctrico. De lo contrario el ruido de fondo contra el que las neuronas tendran que comunicarse seria excesivo y los mensajes serian confusos. Como tener una conversaciónen una fiesta ruidosa.

La composición del fluido en el cuerpo que baña nuestras células es variable y cambia cuando comemos, hacemos ejercicio o nos ponemos nerviosos. De esta manera el cerebro necesita un amortiguador entre el mismo y el cuerpo en general. Esto es la barrera hematoencefálica.

Una barrera protectora

La barrera hematoencefálica es creada por las células que limitan los pequeños vasos sanguíneos (capilares) del cerebro, llamados células endotelial. Estas células forman cruces apretados entre ellas que no estan presentes en general en la mayoria de los órganos y paralizan el intercambio libre de las substancias sucediendo entre la sangre y el cerebro. Esta barrera protege el cerebro y crea un ambiente único.

Por lo tanto, el cerebro requiere transportadores especiales para posibilitar los nutrientes que necesita, como glucosa, para cruzar la barrera desde la sangre al cerebro.

La presencia de la barrera hematoencefálica quiere decir que muchos medicamentos que estan previsto tratar la enfermedad nerviosa central tienen dificultad llegando al cerebro en las cantidades necesarias para ser efectivas. Esto se refiere a condiciones como tumores cerebrales, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, epilepsia, malaria, el SIDA, meningitis y por supuesto enfermedades neuronopáticas de almacenaje lisosomal.

Muchas de las enfermedades de almacenaje lisosomal, incluyendo la enfermedad de Gaucher, tienen consecuencias neuronopáticas. La falta de suficiente enzima lo que crea la enfermedad también falta en los lisosomas de las células del cerebro.

Los daños

Hay cada vez más evidencias de que la barrera hematoencefálica misma pueda ser dañada en algunas enfermedades de almacenaje lisosomal por lo tanto contribuyendo a los síntomas neurológicos, además de los problemas causados directamente por la acumulación de productos de almacenaje en las células del cerebro. Debido a la presencia de la barrera hematoencefálica las terapias de reemplazo de la enzima ahora en uso para tratar un número de enfermedades lisosomales de almacenaje no llegan a las células del cerebro.

A medida que la expectativa de vida aumenta como resultado de los tratamientos corrientemente en uso, también lo hace la incidencia de algunos de los problemas neuronopáticos que se hacen más evidentes. Claramente el desarrollo de estrategias efectivas para dirigir complicadas terapias y enzimas a través de la barrera hematoencefálica para poder alcanzar y tratar el cerebro es esencial y urgente.

Las maneras de traspasar la barrera

Es necesario encontrar maneras que permitan a las medicinas pasar a través de la barrera hematoencefálica y permanecer activa en el cerebro. Esto puede hacerse, o adaptando la forma o configuración bioquímica de la medicina para permitirle que pasa a través de la barrera hematoencefálica pasivamente o utilizando los transportadores nutrientes naturales, o desarrollando sobres moleculares complejos como caballos troyanos los cuales pasarian grandes paquetes de la medicina a través de la barrera hematoencefálica y evitar sus defensas. Este último sistema puede ser requerido que envie moléculas grandes como el reemplazo de la enzima en el cerebro.


Contenido de las noticias neuropáticas de Gaucher
Contenido de las noticias de Gaucher

Fuente: Noticias de Gaucher de mayo del 2005 .
Traducido por Victoria Villar Casares
© Derechos de autor Gauchers Association 2005