El reemplazo de caderas no cementadas en pacientes con la enfermedad de Gaucher


Contenido de las Noticias de Gaucher


El resultado exitoso del reemplazo de caderas no cementadas en pacientes con la enfermedad de Gaucher fue presentado por el Dr Menachem Itzchaki, Cirujano Ortopédico Consultor, a la Clinica de Gaucher en el Centro Medico Shaare Zedek en Israel, en la reunion del EWGGD el 1º de Mayo del 2002. Estos descubrimientos son comparables a la experiencia del Dr Itzchaki en reemplazos de cadera cementadas para la enfermedad de Gaucher y a la experiencia de reemplazo de cadera en la población general.


Hace veintidós años el Dr Jack Goldblatt y sus colegas en Sudáfrica revieron los resultados de ocho pacientes con la enfermedad de Gaucher que habian tenido un total de 15 reemplazos de cadera después de 14 años de seguimiento. Los resultados medidos por movilidad de los miembros y falta de dolores, fueron alentadores.

La recomendación dada era que un reemplazo total de cadera era el tratamiento de elección en pacientes con la enfermedad de Gaucher que necesitaban reemplazo de cadera a pesar de “la resistencia entre colegas para realizar esta operación entre los pacientes con Gaucher”.

Entre los problemas encontrados en esa epoca estaban el riesgo de infección y sangrado, el uso de una prótesis cementada(cadera artificial) en una matriz(hueso)que estaba dañada y probablemente continuaria desintegrandose, y la inhabilidad para predecir el resultado, particularmente en pacientes jóvenes, porque se asumia que habia una continua infiltración de celulas de Gaucher. Actualmente 150.000 reemplazos totales de cadera para varias condiciones se efectuan en los EE.UU. todos los años.

La experiencia reciente es buena

Experiencias recientes han demostrado que la atención meticulosa a la cobertura con antibióticos y la estabilidad hematológica aseguran un buen resultado en pacientes con la enfermedad de Gaucher. La evidencia ha demostrado que los reemplazos de cadera han durado de 13 a 20 años en pacientes con la enfermedad de Gaucher asi como tambien para otras condiciones. Con la aceptación de la viabilidad del reemplazo total de cadera para pacientes con necrosis vascular en pacientes con la enfermedad de Gaucher, la pregunta surge de que procedimiento y que dispositivo de prótesis son preferidas.

Dr Itzchaki presento su experiencia utilizando reemplazos totales de cadera cementada en un conjunto de pacientes relativamente jóvenes. Doce reemplazos totales de cadera no cementadas fueron realizados en 11 pacientes con Gaucher Tipo 1(desde 1986 al 2001). Todos tuvieron reemplazos sin el uso de cemento para fijar la prótesis(cadera artificial). Todos los pacientes tenian una sostenida enfermedad degenerativa de la articulación de la cadera debido a osteonecrosis en la cabeza del fémur. La edad de los pacientes en cirugía iban desde los 17 a los 64 y se efectuo su seguimiento de uno a 15 años. Circunstancias y ocurrencias durante la operación e inmediatamente después eran comparables a aquellos pacientes sin la enfermedad de Gaucher. El uso de muletas para equilibrar el peso fue aconsejado al darse el alta.

La evaluación funcional era buena a excelente en todos menos un paciente quien eventualmente requirió revisión(otro reemplazo). No hubo casos de desprendimiento durante el periodo de seguimiento excepto del paciente arriba mencionado.

Seguro y funcional

Nuestra conclusión es que el reemplazo total de cadera no cementada es seguro y un procedimiento funcionalmente predecible para pacientes que requieren reemplazo de cadera.

Estos descubrimientos son comparables a nuestra experiencia en reemplazo total de cadera cementada para la enfermedad de Gaucher y a la experiencia mundial de reemplazos totales de cadera en la población general sana.

Por lo tanto creemos que pacientes con la enfermedad de Gaucher que requieran un reemplazo total de cadera deberían estar permitidos a aprovecharse de la opcion quirúrgica comparable a cualquier otro paciente con un grado similar de discapacidad y /o dolor.

Esto es especialmente cierto para pacientes en los cuales las anormalidades hematológicas y /o la tendencia a infecciones han sido disminuidas por la terapia de reemplazo enzimatica. Nuestra hipótesis actual es que el hueso infiltrado por celulas de Gaucher no es menos capaz de aceptar un dispositivo de prótesis que aquel de un hueso normal.


Contenido de las Noticias de Gaucher

Origen: Noticias de Gaucher de octubre del 2002.
Traducido por: Lic. Silvia Inés Gluck Buenos Aires, 16 de octubre de 2002.
Derechos de autor:© Copyright Gauchers Association 2002