La administración del dolor y tratamiento por ozono


Contenido de las Noticias de Gaucher


El Prof. Ari Zimran hablo sobre la administración del dolor y tratamiento por ozono en la 5º Conferencia. Dijo que la próxima generación de gente con la enfermedad de Gaucher tendría la esperanza de no sufrir dolores de la enfermedad.


“Los pacientes no deberían sufrir dolor” enfatizó el Prof. Zimran en la Conferencia.” Dolor es cuando un paciente dice que duele. Puede provenir de una crisis ósea o un dolor generalizado de los huesos, después de cirugía o durante el embarazo y parto. La depresión, el ansiedad, el enojo, la falta de sueño pueden disminuir el dolor de la gente, pero los pacientes no deberían tener que vivir con dolor. Los doctores deberían hacer algo sobre eso.

Tratando el dolor

“El tratamiento del dolor en gente con la enfermedad de Gaucher puede ser encarado por distintos caminos:

Las drogas analgésicas

“La barrera para la administración efectiva del dolor es usualmente falta de conocimientos y habilidades de los médicos y preocupación innecesaria por los pacientes con referencia al grupo de drogas opiaceas,” añadió el Prof Zimran. Hay miedo a la tolerancia, adicción y dependencia pero esto no debería detener a los pacientes de recibir el tratamiento apropiado. De hecho, esto no ocurre cuando las drogas son suministradas para dolores severos y con el seguimiento apropiado.

La terapia adicional

Todos ellos pueden ser utilizados cuando sea necesario. Terapia de Reemplazo

La terapia de reemplazo enzimática

El Prof Zimran dijo que en los datos de la ICGG(que es el registro más grande de Gaucher y que fue iniciado por Genzyme en 1991 a continuación de la aprobación del Ceredase), hay cerca de 300 pacientes que tenían dolores óseos antes de comenzar la terapia de reemplazo enzimatica; 60% de ellos siguieron teniendo dolores después de un año de tratamiento y 50% después de dos años. Sin embargo esperanzadoramente el dolor no será el mismo para los nuevos pacientes que comiencen la terapia de reemplazo enzimatica ahora ya que sus síntomas probablemente no serán tan severos al comienzo del tratamiento.

La terapia de reemplazo enzimática es un medio para tratar dolores óseos donde se consigue prevenir complicaciones óseas en primer lugar cuando la droga es administrada en una etapa anterior de la enfermedad sintomática.

El tratamiento quirúrgico

El reemplazo de caderas, rodillas y otras coyunturas pueden ser necesarias y son una forma efectiva de aliviar el dolor. Estas operaciones son usualmente realizadas cuando los pacientes sufren de dolor severo y limitación de movimientos siguiendo la progresión de una necrosis vascular en las coyunturas.

El seguimiento a largo plazo de dichos pacientes nos ha enseñado que a pesar del desorden metabólico que hacen más débil a los huesos, la sobreviva a largo plazo de la prótesis (reemplazo de coyunturas) es comparable y tan buena como en otros individuos que son objeto de las mismas operaciones pero que no sufren de la enfermedad de Gaucher.

En un estudio reciente de nuestro centro que valoro los resultados de un reemplazo total de cadera en jóvenes pacientes, que se publico el año pasado, se ha demostrado que la sobrevida promedio en caderas originales es más de ocho años (había una de 24 años), y que todos menos un paciente (de 21) notaron disminución del dolor y menor necesidad de medicaciones para el dolor después del reemplazo de cadera.

Todas los tipos de prótesis (reemplazo) estaban igualmente bien conservadas con una excelente rotación, aduccion y abducción (movimientos) en la mayoría de los pacientes; similarmente, la colocación era excelente con solo unos pocos casos de migración de los componentes de la prótesis.

Esperamos que estas operaciones sean también menos frecuentes ya que los pacientes comienzan el tratamiento más temprano.

La terapia de ozono

El Prof Zimran describió un experimento con terapia de ozono que él dirigió con pacientes que aun sufrían dolor.

Un experimento de nueve pacientes, tres hombres y seis mujeres, tuvo lugar en una clínica privada en Israel donde este tratamiento es considerado alternativo o complementario. La edad promedio era de 47 años. Todos estaban siendo tratados con Cerezyme y medicación contra el dolor. En conjunto recibieron 134 tratamientos de ozono.

El tratamiento requiere un generador que mezcla oxigeno y ozono. Se extrajo sangre del paciente a una botella en vació adonde una mezcla de ozono-oxigeno es burbujeada e inmediatamente retransfundida al paciente. Este tratamiento, conocido como auto-hemoterapia, fue administrado semanalmente en un período de 12 semanas.

Se solicito a los pacientes que llenaran un cuestionario sobre el dolor detallando el dolor promedio sentido en las ultimas 24 horas, habilidad para caminar, conducir su trabajo diario, calidad del sueño, calidad de vida en general e intensidad del dolor durante las 24 horas después de la terapia de ozono.

Los nueve pacientes informaron mejoría después de las primero cuatro o cinco infusiones semanales y hubo una completa o parcial eliminación del uso de las drogas para el dolor. Los pacientes se sintieron mejor cada vez.

El Prof Zimran dijo que le gustarían más estudios de esta forma de terapia, especialmente estudios con controles de placebo antes que se pueda efectuar una recomendación médica en referencia a esta forma de tratamiento aunque la temprana experiencia es alentadora.


Contenido de las Noticias de Gaucher

Origen: Noticias de Gaucher de marzo del 2002.
Traducido por: la Lic. Silvia Inés Gluck
© Derechos de auteur Gauchers Association 2002